miércoles, 2 de septiembre de 2015

Restaurar sillas de mimbre


Estas son mis sillas y mi mesa ya restauradas. Lucen como nuevas. En este post os explico cómo restaurar piezas de mimbre.


Bueno, hoy me han traído estas tres sillas de mimbre.
En general están en buen estado, pero hay que arreglarlas y echar un ratito.
Mirándolas por encima se me ocurre cambiarles el color, sustituir las tiras de mimbre que faltan por cuerdas de algodón a modo decorativo y completarlas con unos bonitos cojines.
Mañana me daré una vueltecita por el Leroy Merlin a ver lo que veo ;-)



Aparte de estas sillas de mimbre tengo 2 mesitas de mimbre con la superficie de cristal que les irían muy bien...

Lo que no tengo claro un es el color con el que las podría pintar. Me inclino a un marrón chocolate. Y luego suavizarlas con cojines de colores alegres.

¿Alguna sugerencia?




3.9.2015: 
He comprado cuerda de cáñamo para ocultar los clavos. Definitivamente me he decidido por un color chocolate.....pronto más.

11.09.2015: 
Ya no he podido escaquearme más. Hoy me he puesto con las sillas. Bueno, con la primera. Ya las había limpiado a mangerazo limpio el otro día, así que hay empecé a reparar las partes donde faltaban las tiras de mimbre, ya sabéis, esas partes donde ponen las grapas:



¿Véis? En el reposabrazos ya no hay mimbre que tape los clavos. Le he liado cuerda de cáñamo, y ha quedado así:


 He procurado hacerlo de forma simétrica, es decir, si lo he puesto a la izquierda, también lo he puesto a la derecha, incluso si no estaba roto.

Cuando fui a comprar el esmalte, el chico de la tienda me recomendó no utilizar el esmalte sin diluirlo con un chorrito de diolvente. La explicación que me dió fue, que el mimbre, al ser flexible, se puede expandir al sentarse alguien, y una pintura sin diluir acabaría por romperse.
Así que he añadido un chorrito de disolvente y he mezclado muy bien.
He aplicado un esmalte sintético de la marca emucril, color pardo (unos 8€ el litro). Tenía muchas ganas de un color chocolate, y este tiene un color muy apetitoso.
La aplicación la he llevado a cabo con una  brocha. En total he tardado una hora y media para la restauración completa de la primera silla. Pintaré otra de las sillas y la mesa, porque ya sé dónde van a quedar muy bien. ;-)

El resultado se puede dejar ver, ¿a que sí?



¡La verdad es que parece nueva! Manaña le coloco el cojín y subo otra foto.

12.09.2015: El Resultado final! Los cojines los encontré en unos "Chinos", a 6 € cada uno.


El tiempo de restauración de la segunda silla fue una hora, se ve que me vuelvo más habilidosa. La mesa fue nada y menos, así que puedo concluir que merece la pena y mucho, restaurar piezas de mimbre. El gasto ha sido mínimo, el resultado máximo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dejar tu mensaje